‘Pompeya’: superhombres en plena erupción de malas ideas


Kit Harington y Emily Browning protagonizan 'Pompeya'.Desde que en el año 79 d. C. la ciudad de Pompeya fue enterrada por la erupción del Vesubio junto a la ciudad de Herculano el ser humano no ha parado de fascinarse con aquellos fatídicos acontecimientos y el legado que han dejado con el paso de los siglos. El relato de Plinio El Joven, testigo de la tragedia, es realmente escalofriante. Precisamente sus palabras son utilizadas para abrir esta aventura épica dirigida por Paul W.S. Anderson (Horizonte final), aunque es lo único que conecta el film con la realidad. No me refiero a los hechos históricos, sino a la realidad, a las leyes físicas que rigen nuestro mundo y el de la Antigua Roma. En este sentido, dos son las preguntas que plantea la trama: ¿por qué? y ¿y si…?

La segunda de ellas hace referencia a la hipotética visión que podría haber dado Roman Polanski (Un Dios salvaje) de un argumento ambientado en la erupción del Vesubio. Precisamente de este hecho se deriva la primera pregunta. Si los primeros minutos de Pompeya sirven al espectador para situarse en un marco más o menos histórico gracias a los fragmentos del texto de Plinio El Joven, a partir de la primera secuencia de acción la película deja meridianamente claras sus intenciones formales y de contenido. El guión transcurre por lugares comunes, bebiendo descaradamente de clásicos del peplum (hay escenas que son literalmente idénticas) y valiéndose de recursos narrativos realmente tópicos. Los actores, correctos en su inmensa mayoría, hacen lo que pueden con unos personajes planos, sin más trasfondo moral que el que les confieren sus estáticos roles y con unos diálogos que, sinceramente, necesitan muchas revisiones.

Si hubiese que encontrar una secuencia que representa a la perfección la obra esa sería la que protagonizan Kit Harington (Jon Nieve en Juego de tronos) y Emily Browning (Presencias extrañas) a lomos de un caballo en mitad de la noche. Una huida sin ton ni son que termina con 15 latigazos. Lo absurdo de todo esto podría extrapolarse a todo el desarrollo dramático en el que, repetimos, las leyes que habitualmente rigen cualquier film quedan hechas añicos. No defiendo con esto que tenga que ser un film realista. El cine busca verosimilitud antes que veracidad, y la película no tiene ni lo uno ni lo otro. Roma estaba plagada de superhombres, eso queda claro en el film (hombres que rompen cuellos de caballos con sus manos, que se mueven ágilmente tras recibir latigazos o que luchan a muerte en medio de una nube volcánica). En fin… esa falta de verosimilitud, provocada a su vez por la deliberada apuesta por el tópico más ilógico que pueda encontrarse, lleva al relato a terminar por convertirse en una autoparodia, en un intento fallido de no se sabe muy bien qué.

Pompeya no es un buen film. Lo mejor que puede ofrecer es su recreación de la ciudad a través de planos digitales, lo cual no es mucho, y el hecho de no tomarse muy en serio a sí misma. Y eso que enmarcar una historia en las calles de la sepultada ciudad parecía algo sencillo si tenemos en cuenta la cantidad de rincones que todavía hoy pueden visitarse y de los que apenas se sabe nada. En lugar de eso, Anderson edifica una débil historia compuesta por pedazos de muchas otras en la que nada brilla con especial resplandor, o mejor dicho todo juega en contra de la historia. Ese por qué al que hacía referencia al inicio no es tanto una pregunta para hallar consuelo ante la cantidad de incoherencias que se suceden en pantalla, sino más bien remite a lo que deberían haberse preguntado los guionistas y el director cuando se construyeron las secuencias. ¿Y esto por qué ocurre? ¿Y este o aquel personaje por qué actúa así? La falta de respuesta es lo que nos queda.

Nota: 3/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: