‘En solitario’: intenta sobrevivir al naufragio dramático


François Cluzet y Samy Seghir navegan 'En solitario' alrededor del mundo.Cuando una película se anuncia como el nuevo proyecto de los responsables de un éxito reciente, y su único punto fuerte en la promoción es este, algo hay que no encaja del todo bien. En el caso que nos ocupa el éxito previo en cuestión era Intocable, la comedia francesa de 2012 con François Cluzet como protagonista. Pues bien, esta ópera prima del director Christophe Offenstein se presentaba como un tour de force dramático en el que conceptos como la supervivencia, la solidaridad y el bien común reinarían en la trama para llevar al límite los conductos lacrimales de los espectadores, ofreciendo para la ocasión una historia bella, tierna y muy humana.

Y la verdad es que algo de eso hay. La trama no pierde el tiempo, y en cuestión de minutos presenta a sus personajes, la situación que les rodea y la crudeza de la prueba que el personaje de Cluzet está a punto de vivir. Igualmente, la presencia del polizón a bordo del barco de vela añade si cabe más conflictos a un entorno ya de por sí hostil. Sin embargo, una vez superado este punto del recorrido la historia frena en seco. Todos los valores y conceptos que prometía se desvanecen conforme avanza la historia, que por cierto se hace un tanto tediosa en algún que otro momento (y dura poco más de 90 minutos). Todos los sentimientos que se intuyen en sus primeros compases quedan diluidos hasta el punto de no llegar a justificar la evolución de los personajes ni las motivaciones que les impulsan a hacer lo que hacen.

En este sentido, mucho tiene que ver el formato del film. Buena parte de su metraje transcurre en el mar, con dos personajes en un velero y con una falta de ritmo interno en su relación algo alarmante. La constancia del escenario, unido a esa falta de evolución en la relación humana, hace que la película ralentice su ritmo, alterado únicamente por momentos puntuales de cierta tensión que, en el fondo, no llegan nunca a incomodar realmente. Eso no quita para que el film no posea alicientes, como es el caso de ver a Cluzet volviendo a destacar con un papel al que otorga de una humanidad y naturalidad únicas.

Desde luego, En solitario podría haber sido algo mucho más intenso, más impactante. Al menos eso se intuye del resultado final. Si bien es cierto que la labor interpretativa queda fuera de toda duda, no se puede decir lo mismo del apartado narrativo. Ya sea por la monotonía del escenario o por una cierta ausencia de personalidad en la forma de rodar del director, la película nunca logra el objetivo de traspasar barreras emocionales para convertirse en un drama de supervivencia, superación y humanidad. En cierto modo, el film naufraga al tratar de alcanzar esa meta.

Nota: 6/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: