‘Capitán Phillips’: historia de un secuestro


Tom Hanks es la estrella indiscutible de 'Capitán Phillips', de Paul Greengrass.Cuando en 2009 el secuestro y posterior rescate del buque con bandera norteamericana ‘Maersk Alabama’ dio la vuelta al mundo no fueron pocos los que auguraron una adaptación cinematográfica de la vida del valiente capitán del barco, que arriesgó su vida para salvar a su tripulación del abordaje de un reducido grupo de piratas somalíes. Y cuando poco tiempo después se supo que Tom Hanks (The Wonders) iba a ser el encargado de ponerse al frente de la producción, todo parecía indicar que el film, al igual que la historia verídica, iba a terminar de la mejor manera posible. Ahora, su estreno viene a confirmar que un buen equipo artístico es capaz de convertir un guión correcto en una película atractiva y dinámica.

Si tuviésemos que atender exclusivamente al libreto de Billy Ray (El precio de la verdad) posiblemente estaríamos hablando de un relato poco cinematográfico. Muy dramático, pero poco visual. La mayor parte de la historia transcurre en el mismo escenario, con muchos diálogos y, eso sí, mucha tensión en su primera y última parte. Peca, por desgracia, de un importante descenso en el ritmo en su bloque central, cuando el protagonista es secuestrado en el bote salvavidas del buque. Pero una película no es solo el guión. Si echamos la mirada al nombre encargado de poner en imágenes la historia nos encontramos con, tal vez, uno de los realizadores con mejor pulso para manejar la tensión y el dramatismo. Paul Greengrass (Green Zone: Distrito protegido) logra en Capitán Phillips una labor magnífica a la hora de acentuar sus aciertos y minimizar sus defectos. Su forma de narrar el abordaje y posterior manipulación del protagonista, y el desenlace final de la historia es, sencillamente, perfecta.

Aunque no hay que olvidarse nunca de la gran estrella del espectáculo. Decir a estas alturas que Hanks es un magnífico actor es decir más bien poco. La mejor forma de entender los motivos por los que presumiblemente estará nominado en los próximos Oscars es analizar la evolución de su personaje, que inicia el film como preocupado padre de familia y termina como desesperado padre de familia. A primera vista puede parecer una evolución algo limitada, pero nada más lejos. Durante las dos horas y cuarto que dura la película (alargada en exceso en esos momentos del secuestro del capitán) el actor involucra al espectador en la situación cada vez más tensa y dramática de su personaje, que se debate siempre entre la seguridad de sus hombres y la de su propia vida. Todo para llegar a un clímax espectacular que podría suponerle su tercera estatuilla al Mejor Actor.

Desde luego, es gracias a Greengrass y a Hanks que la película adquiere una dinámica tensa y dramática que crece a cada minuto que pasa. Es una lástima que el guión, más que correcto durante la mayor parte del metraje, decaiga hacia el final de la historia por centrarse en exceso en lo ocurrido dentro del bote salvavidas, que no es más que una sucesión de discusiones e intentos de evasión. Claro que no hay que olvidar el título, Capitán Phillips, por lo que parece lógico pensar que toda la acción se centre en él. En cualquier caso no es un obstáculo insalvable para poder disfrutar de una intriga que, a pesar de jugar con un resultado conocido, sabe generar las expectativas necesarias.

Nota: 7,5/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: