‘The bridge’, crimen y venganza con el conflicto fronterizo de fondo


Demian Bichir y Diane Kruger en un momento de 'The bridge'.Poco a poco la televisión está adoptando la tendencia cinematográfica de hacer remakes de éxitos de otros países. Uno de los más recientes es The bridge, versión del original sueco danés titulado Bron y producido en 2011. He de confesar que no he tenido la oportunidad de comparar ambas producciones. De todas formas, lo interesante de esta versión norteamericana es que pone el foco en una serie de temas polémicos en torno a la frontera entre este país y México, entre ellos el crimen y la forma de afrontarlo tan dispar que existe entre los dos lados de la frontera. Una frontera que separa ante todo conceptos culturales, ideológicos y morales.

La trama, para aquellos que no hayan podido verla todavía, arranca con el cuerpo sin vida de una mujer en plena línea fronteriza entre México y Estados Unidos. Al tener medio cuerpo en cada uno de estos países los cuerpos de policía de ambos lados deberán trabajar juntos para resolver el caso. O más bien, los detectives, una norteamericana con claros problemas de empatía y fiel a las normas, y un mexicano con una visión bastante más liberal de la vida. Pero lo que comienza siendo un caso de asesinato pronto se convierte en el primer paso de un asesino en serie que clama venganza. Y hasta aquí puedo leer. Porque si algo caracteriza a esta adaptación, en cuya escritura participa Björn Stein (Underworld: El despertar), autor de la original, es la complejidad de una trama en la que nada es lo que parece, en la que ningún detalle está dejado al azar y en la que todo, absolutamente todo, está conectado de un modo u otro.

Unas conexiones, por cierto, que son la base argumental de toda la primera temporada. La forma en que sus responsables, entre los que se hayan también Elwood Reid (serie Hawai 5.0) y Meredith Stiehm (serie Homeland), desgranan la información episodio tras episodio, obligando al espectador a prestar una atención inusual a los detalles, es muy destacable. Gracias a ello no solo generan el entorno necesario para crear la sorpresa en la resolución, sino que desvían la atención del verdadero epicentro de todo el desarrollo dramático de estos 13 episodios, y que no es otro que la venganza. A diferencia de otras producciones similares, la motivación del villano de turno no es el azar, la necesidad de matar o el habitual juego del gato y el ratón entre policías y asesinos por ver quién es más inteligente. Es simple y pura venganza. Calculada paso a paso, milímetro a milímetro, pero venganza al fin y al cabo. Algo inimaginable en los primeros compases de la serie, cuando los asesinatos que se suceden no responden aparentemente a ningún patrón.

Nutriéndose de unos escenarios tan áridos y rudos como algunos de los personajes que pueblan la trama, The bridge utiliza para su narrativa una fotografía seca, dura y sin concesiones a las fluctuaciones que sufre la trama. Poco importa que lo que se narre sea una fiesta o un secuestro, un asesinato o la rutina de una finca. La luz, como si de un testigo silencioso se tratara, siempre está ahí para recordar el mundo en el que se desarrolla la acción; un mundo dominado por asesinos, mafiosos, traficantes y una policía corrupta que hace la vista gorda ante determinados crímenes si se producen en la parte sur de la frontera. Aunque sin duda, uno de los mejores pilares que tiene esta primera temporada es su pareja protagonista, Diane Kruger (Llévame a la luna) y Demian Bichir (Salvajes). No solo resultan convincentes en sus respectivos papeles (sobre todo ella y los problemas que tiene para relacionarse), sino que funcionan en pantalla como si de un único personaje se tratara, consolidando el conflicto entre personalidades que tanto juego suele aportar en este tipo de producciones.

No querría terminar con los contenidos que presenta la historia sin hablar de la forma en que retrata la vida en la frontera. Los responsables de la serie aprovechan al máximo todos los elementos que ofrece para crear un microcosmos en el que el paso ilegal de un lado a otro (normalmente del sur al norte) es algo habitual. Gracias a las tramas secundarias, de las que hablaremos a continuación, la trama principal encuentra el contexto necesario para que tengan sentido buena parte de las acciones y decisiones que tiene lugar, sobre todo las relacionadas con el personaje de Bichir y su relación con el cuerpo de policía de México. Este ambiente, en el que chicas jóvenes desaparecen día sí, día también, o en el que el tráfico de drogas y personas se combina con asesinatos y tiroteos, es el caldo de cultivo perfecto para que, hacia el final de la temporada, la verdad revelada adquiera mayor importancia.

Tramas secundarias diferentes

Evidentemente, The bridge tiene tramas secundarias. Muchas, me atrevería a decir, y la mayoría bien planteadas y mejor resueltas, como es la relación del periodista interpretado por Matthew Lillard (Scream) con los asesinatos, o la crisis sentimental del personaje de Bichir con el devenir posterior de la investigación criminal. Sin embargo, existe un aspecto en esta primera temporada un tanto original, por decirlo de algún modo. No me atrevería a asegurar que sea algo negativo ni que perjudique al conjunto, pero al menos si lo debilita ante la falta de información que, sin duda, deberá aportar la ya confirmada segunda temporada.

Lo más llamativo es que la trama principal finaliza en el episodio 11, lo que supone dejar la resolución de la temporada para el resto de tramas. Pero lejos de cerrarlas completamente, lo que se produce es un relevo dramático que abre las puertas a lo que será el siguiente caso a investigar en futuros capítulos. Al menos una de ellas. Porque la otra, esa otra trama de relativa importancia que nace de la principal, se desarrolla a lo largo de esta primera entrega sin llegar nunca a clarificar sus intenciones. Sí, los personajes implicados en ella evolucionan. Y sí, termina relacionándose con los protagonistas, aunque sea de forma tangencial. Pero en ningún momento da la sensación de tener un objetivo. Parece que la intención es sentar las bases de una futura trama cuyo planteamiento, desarrollo y resolución es más lento que el de las demás. Se podría decir, en este sentido, que la serie se mueve a tres velocidades: la de la trama resuelta, la de la trama planteada para la segunda temporada y la de una trama de más lento horneado.

Si esto beneficia o perjudica a la serie es algo que solo se podrá saber cuando se analice el conjunto. Personalmente, la forma de abordarla en esta primera temporada ha sido un poco caótica, apareciendo y desapareciendo el interés por su trama en función de las necesidades del guión, o lo que es lo mismo, cuando la trama principal no daba para rellenar el episodio completo. A la larga ha servido para rebajar el grado de intensidad del thriller, introduciendo personajes y temáticas que lejos de entremezclarse con otras, ha terminado por ser independiente y quedarse algo aislada del resto. Aunque en una serie como esta lo que nunca debe hacer el espectador es cerrar las puertas a posibles evoluciones de lo acontecido en capítulos anteriores, por lo que habrá que estar atentos.

O dicho de otro modo, The bridge es una buena serie. No es perfecta, y tal vez no alcance la calidad de otras, pero desde luego la complejidad de su trama principal y la forma de desvelarla episodio a episodio es un placer para los amantes del suspense. Y el hecho de enmarcar la trama en un lugar tan tradicionalmente conflictivo no hace sino agrandar la magnitud de sus acontecimientos (por cierto, que tienen una base de lo más íntima). Es cierto que hay personajes que desvirtúan la visión global, y que algunas tramas no parecen encajar como deberían, pero teniendo en cuenta que el final de la primera temporada ha planteado la trama de la segunda temporada de forma tan elegante hay que pensar que todo tiene una explicación.

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: