‘Una casa en Córcega’: el intimismo de las segundas oportunidades


Un testamento será el desencadenante de la historia de 'Una casa en Córcega', de Pierre Duculot.Son muchos y muy conocidos los casos de directores noveles que logran un gran éxito con su primera película y que cuentan para ello con el apoyo de algún actor de reconocido prestigio. Sin embargo, no es lo más habitual. De hecho, es más bien al contrario: un debutante en el largometraje cinematográfico tiende a contar con actores relativamente poco conocidos o directamente sin experiencia. Si se hace bien puede aportar una frescura única a la película, pero también puede producirse el caso contrario. La primera película de Pierre Duculot se queda en medio de ese camino de autodescubrimiento que tiene mucho que ver con la protagonista.

La trama, sencilla como suele ser en una ópera prima, posee el atractivo propio de este tipo de historias: un paisaje espectacular, un drama personal generado por la frustración acumulada, un romance a tres bandas, un pasado por descubrir. Todos los elementos se distribuyen de forma equitativa a lo largo del ajustado metraje (menos de 90 minutos) para componer un mosaico de personajes, motivaciones y errores muy humano, sin duda el gran acierto de Duculot, quien por otro lado recurre a una planificación directa y clara que se asemeja más al documental ficcionado que a la narrativa moderna.

Empero, esta humanidad que desprenden los personajes y las líneas argumentales es en cierto modo también lo que perjudica al conjunto. Los actores se mueven en unos registros demasiado pausados, demasiado escuetos (salvo el de la protagonista, Christelle Cornil). En algunos momentos da la sensación de que la historia avanza con dificultad ante la poca iniciativa del director por exponer aún más a sus personajes al drama. Un lento avance que se hace notar, pues a pesar de la poca duración hay algunos momentos que parecen más largos de lo que en realidad son.

Una casa en Córcega es, por así decirlo, el testimonio intimista de un director novel que trata de abordar las segundas oportunidades y los cambios en la forma de vida a través de una trama pausada, que se toma su tiempo para presentar a personajes y argumentos. En ocasiones demasiado tiempo. Su belleza formal, a pesar de ser sencilla, es innegable. Pero la historia no puede sustentarse solo en eso. Es en la forma de desarrollar el resto de elementos en la que la película cojea un poco.

Nota: 5,5/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: