‘RED 2’: loca aventura de espías retirados


Bruce Willis y John Malkovich repiten en 'RED 2', de Dean Parisot.Hay películas que desprenden desde el primer fotograma un aire de diversión que traspasa la mera intención del guión. Una diversión y entretenimiento que se haya más en la sintonía de los actores que en el desarrollo dramático. Ocurrió en RED (2010) y vuelve a ocurrir en su secuela, que como toda buena segunda parte que se precie en estos tiempos es más de todo. Más acción, más actores veteranos y más supuestos gags. En efecto, tiene más de todo… menos de interés. Salvo por algún momento realmente divertido, el resto del guión provoca de todo menos atención en el espectador.

Puede que sea porque la fórmula de ubicar a veteranos actores muy distintos entre sí en una historia de espías ya no sorprende. También tendrá algo que ver el hecho de que la introducción de los conflictos románticos del personaje de Bruce Willis (El último Boy Scout), quien repite como ex agente de la CIA, no fluyen de la forma que deberían entre los disparos y las conspiraciones paranoicas en las que se basa la historia principal. En realidad, estos son solo algunos de los motivos. La pura verdad es que el film de Dean Parisot (Dick y Jane, ladrones de risa), quien por cierto parece estar sobrepasado por la situación en algún que otro momento, es una parodia al cine de espionaje con todos los clichés posibles introducidos en un guión con unos conflictos poco trabajados.

Aunque desde luego, esto no debería ser un impedimento siempre y cuando el espectador se entregue por completo a disfrutar de los actores, verdadero salvavidas de la película. Poco hay que decir de Willis, Helen Mirren (The Queen), John Malkovich (El intercambio), Mary-Louise Parker (Howl) o Catherine Zeta-Jones (Crueldad intolerable), brillantes en sus alocados papeles. Lo que de verdad sorprende es la labor de Anthony Hopkins (El hombre lobo) en un rol poco conocido en él. Su presencia es lo que eleva la trama, tanto por lo desconcertante de su personaje como por su interpretación, pasando por diferentes estados de ánimo en pocos minutos. Puede costar hacerse a la idea de ver al actor en un film de acción como este, pero encaja como un guante en medio de tanto disparo, pelea y explosión. Y tal vez eso sea lo más divertido de todo.

RED 2 es, en una palabra, intranscendente. En el momento de verla no hace daño, más bien al contrario: distrae, entretiene y hasta hace reír en algún momento. Pero según termina se olvida casi por completo, lo que a la postre dificulta cualquier análisis. Si lo que se busca es un divertimento inocente que no obligue a analizar ni mantener un alto grado de atención, esta será sin duda la película del verano. Empero, incluso en estas situaciones la base narrativa debe tener algo más que ofrecer que un conjunto de actores bien avenidos. Por desgracia, no posee la intriga suficiente para sostener la comicidad.

Nota: 5,5/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: