‘The purge: La noche de las bestias’: asesinar una idea es legal


Lena Headey y Ethan Hawke protagonizan 'The Purge: La noche de las bestias', de James DeMonaco.La época estival ha sido tradicionalmente una época de estrenos visualmente espectaculares pero dramáticamente limitados. No han sido pocas veces las que un servidor ha pensado en todos esos buenos guiones que nunca llegan a ver la luz por un motivo u otro. Pero es mucho más frustrante comprobar cómo una premisa inicial atractiva, incluso con sus propias contradicciones internas, es sepultada por un cúmulo de incoherencias narrativas y dramáticas que terminan por desfigurarla hasta dejarla en una mera excusa para otra historia completamente distinta. Es precisamente lo que le ocurre a The purge: La noche de las bestias, cuyo mayor problema es que podría haber dado mucho más de sí.

Es más que evidente, una vez se encienden las luces de la sala, que lo peor del film dirigido por James DeMonaco (Staten Island) es su guión. Más allá de diálogos tópicos y de una descripción de personajes muy pobre, lo llamativo es el desarrollo de los acontecimientos y algunas decisiones dramáticas en pos de una supuesta tensión que se genera más con el villano interpretado por Rhys Wakefield (Broken hill) que con el ya de por sí polémico contexto social en el que se enmarca la acción. El mejor ejemplo de esto es el personaje de la hija de la familia objeto de los ataques. Posiblemente dicha figura vaya a pasar a los anales del cine como una de las más absurdas presentadas en una pantalla. Ni sus decisiones están justificadas ni su desarrollo es lineal, sino que se muestra a trompicones sin permitir al espectador seguir una cierta lógica. Por no mencionar al hijo pequeño o al detonante de toda la acción, un personaje que aparece al inicio y al final, desapareciendo en la parte más importante de la trama.

La aparición y desaparición de personajes, o algunas inconsistencias dramáticas como el hecho de que un grupo de jóvenes tiren abajo una puerta blindada sin ningún tipo de agarraderas con unas cadenas y un coche hacen que la historia pierda consistencia poco a poco hasta convertirse en una parodia de sí misma, en un mal reflejo de lo que apuntaban sus momentos iniciales en los que existía un cierto debate moral y político sobre las ventajas y consecuencias de permitir el asesinato durante toda una noche. Tal vez ese desarrollo del texto se deba al hecho de que si se profundiza sobre dicha premisa esta empieza a enmarañarse hasta el punto de generar un debate que no llega a ningún sitio y que podría haber perjudicado al conjunto. La pregunta que cabe hacerse es si eso hubiese sido peor que la opción finalmente elegida. Si he de ser sincero, hubiese aportado algo más que lo visto en los escasos 85 minutos de duración.

Decir que The Purge: La noche de las bestias es una mala película tal vez sea algo injusto. Desde luego, no es ninguna maravilla, pero su acabado técnico es más que correcto, y los actores hacen lo que pueden con unos personajes bastante planos para lo que propone la trama. La desazón se produce cuando el espectador comprueba que todo lo contado al inicio no es más que una mera excusa para otra historia más de serie B acerca de un grupo de personas atacados en su propia casa por unos sujetos cuya psicopatía es casi de manual. Sin duda, lo más interesante será darse cuenta de que los debates posteriores sobre el film girarán en torno a la idea del asesinato legal, no a la película en sí.

Nota: 5/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: