‘The Big Bang Theory’ supera su 6ª T con tramas secundarias


Los protagonistas de 'The Big Bang Theory' vivirán todo tipo de situaciones en la sexta temporada.El fenómeno que se ha creado con The Big Bang Theory es, en cierto modo, similar a lo ocurrido en los años 90 con la serie Friends. Ya lo comentamos en el análisis de la quinta temporada de esta comedia que tiene como eje la ciencia, el mundo fan y las dificultades emocionales de un grupo de cerebritos que saben más bien poco del género humano. En el caso de su sexta temporada, que finalizó en Estados Unidos hace más o menos un mes las similitudes son más palpables, incluso en la formulación del desarrollo dramático de la temporada. Y es que al igual que le ocurrió a la icónica serie de los amigos neoyorquinos, no todas las temporadas de esta comedia friki son igualmente espléndidas, pero sí guardan una factura técnica y artística muy alta.

Los 24 episodios que componen su por ahora última temporada conforman una etapa que parece de transición dentro de esa trama mucho mayor que podríamos definir como la integración en la sociedad de unos personajes poco dados a socializar. Siendo cierto que contiene algunos momentos realmente memorables (es impagable la forma de ordenar un armario de Sheldon Cooper), la sensación final que parece dejar esta entrega es la de una estabilidad que busca más mantener lo conseguido en la temporada anterior que nuevos horizontes por explorar. Prueba de ello tal vez sea el hecho de que ambas temporadas, quinta y sexta, finalizan de forma casi idéntica, con el viaje de uno de los personajes para una larga estancia alejado de su pareja.

Sin embargo, sería muy injusto no reconocer la originalidad de un conjunto que ha sentado unas bases sociales y culturales más allá del reducido grupo de lectores de cómics o fanáticos de la ciencia ficción. Lo más admirable de la serie, y de la temporada, creada por Chuck Lorre (serie Cybill) y Bill Prady (serie Sigue soñando) es el hecho de explotar al máximo las debilidades de todos y cada uno de los personajes más allá de aficiones o conocimientos que, en el fondo, solo son la carcasa en la que envolver el resto. Las manías y los miedos toman forma en esta temporada para definir de forma más clara si cabe unos extravagantes personajes, pero para evidenciar también que las relaciones cada vez más estables con sus parejas son el fiel reflejo de lo que ellos mismos son, produciéndose una especie de proceso de mimetización entre hombres y mujeres que termina por exponer tres parejas diferentes y tres formas de entender las relaciones.

Como no podía ser de otro modo, la labor de los actores en toda esta tarea vuelve a ser, en una palabra, primordial. Hablar de Johnny Galecki (Hancock) y de Jim Parsons (Algo en común) es hablar de una pareja cuya química es muy difícil de encontrar. Aún habiendo evolucionado cada uno de los personajes por caminos más o menos diferentes, la relación entre Leonard y Sheldon sigue siendo el eje primordial de la serie, adquiriendo una nueva definición en la sexta temporada en la que, cada vez más, el primero tiende a convertirse en figura paterna. Aunque como decimos estos nuevos episodios no han aportado gran cosa a las tramas principales de la serie, eso no implica que se hayan desperdiciado los minutos.

Protagonismo de los secundarios

De hecho, lo que ha permitido a sus creadores es desarrollar las características de algunos de los personajes secundarios para dotarles de algo más de entidad y permitir así un mayor protagonismo de sus propias historias. Sin ir más lejos, esta sexta temporada de The Big Bang Theory comienza con la historia del personaje de Simon Helberg (Sigo como Dios) en el espacio, y de las consecuencias en la Tierra que tiene su regreso. Su línea argumental, así como la de su pareja, centran buena parte de los episodios, entre ellos uno de los más emotivos de esta entrega. Aún así, no es su historia la más interesante.

Ese mérito habría que dárselo al personaje de Kunal Nayyar (S.C.I.E.N.C.E). Es difícil calificar a alguno de los cuatro amigos como el más surrealista del grupo, pero desde luego el rol de Raj Koothrappali tiene muchas posibilidades que han sido ampliamente explotadas a lo largo de los 24 episodios. De hecho, prácticamente todo el espectro de sus rarezas ha sido abordado pasando de un extremo a otro. Si la temporada comenzaba con su más que dudosa tendencia sexual representada en ese vendedor de cómics acomplejado (una lástima que se haya terminado perdiendo), ha terminado colocando a su lado a una chica con muchos más complejos que él, generando las inevitables situaciones hilarantes e increíbles.

El futuro de dicha relación ha quedado un poco en el aire en el último episodio, por lo que podría mantenerse u olvidarse con la llegada de los nuevos capítulos de la séptima temporada. Lo que parece seguro es que el propio personaje ha cambiado para siempre merced a uno de esos momentos tan inolvidables como algo forzados que parecen sacados de un ‘deus ex machina’. Sin revelar demasiado, solo diremos que finalmente ha vencido su miedo más atroz, aunque para ello haya tenido que pasar al otro extremo de la patología.

Es evidente que la sexta temporada de The Big Bang Theory no ha tenido los giros narrativos que tuvieron algunas de sus predecesoras. No todas las etapas de una serie pueden conseguirlo. El principal mérito estriba en la forma de mantener el nivel de comicidad y calidad que caracteriza al conjunto, y que no ha sido otra que centrar la atención en los personajes que por diversos motivos han tenido una evolución menor en toda la producción. Eso ha permitido explorar nuevos caminos narrativos, nuevas situaciones que han dado pié a pequeños cambios secundarios que afectan de lleno a las tramas principales. A partir de ahora solo queda comprobar el nivel de risas y frases ingeniosas que esto va a provocar.

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: