La irregular 1ª T de ‘Revolution’ presenta un futuro apocalíptico


El futuro de la Humanidad sin electricidad en la primera temporada de 'Revolution'.No sabría explicar exactamente el porqué, pero las producciones televisivas de corte apocalíptico no tienen una aceptación excesivamente buena. Ya le ocurrió a Terra Nova, una historia sobre un éxodo controlado a la época de los dinosaurios que habría merecido un destino más amable. Y le está ocurriendo a Revolution, nueva producción avalada por J. J. Abrams (serie Perdidos) y Jon Favreau (Iron Man) que presenta un futuro en el que la electricidad ha desaparecido tras un experimento, dando lugar a un violento mundo en el que Estados Unidos han desaparecido para ser sustituidos por milicias y gobiernos independientes, y en el que el medievo y el futuro se entremezclan. La serie, cuya primera temporada terminó hace unos días, no ha logrado acaparar la atención que cabría esperar de ella, en buena medida por un desarrollo irregular.

Es posible que ese sea el principal problema de estos productos. Poseen unas premisas interesantes que abren el camino a futuros cuanto menos curiosos. Sin embargo, a la hora de plasmar dichos futuros en el avance de las tramas se produce una cierta confusión ante lo que parece una profusión de ideas sin una secuencia lógica. En el caso de esta serie creada por Eric Kripke (serie Sobrenatural) esto se traduce en una batalla entre distintos personajes por sobrevivir y tomar el control de las diferentes líneas argumentales que transcurren casi de forma paralela.

Da la sensación de que estos primeros 20 episodios buscan ofrecer un amplio panorama de la situación social de ese futuro apocalíptico a través de una misión principal, es cierto, pero con excesivos recovecos en un argumento que a priori debería ser mucho más sencillo. Por ejemplo, la introducción de personajes secundarios que aportan poco o nada a la serie, o la aparición y eliminación de muchos otros papeles que podrían tener una participación importante en todo el entramado de relaciones. El hecho de dedicar algunos capítulos al desarrollo de estas tramas secundarias casi autoconclusivas lo único que logra es desviar la atención de lo verdaderamente importante: la lucha contra el villano de la función y la búsqueda para recuperar la electricidad y la energía.

Pero como decíamos al comienzo, estos son solo los elementos negativos que empañan la producción. En líneas generales, Revolution se deja ver con interés y cierta sorpresa gracias sobre todo al enfoque de las tramas principales hacia un único objetivo final que tiene lugar en su último episodio, sin duda uno de los más reveladores de la temporada. Así, la búsqueda de venganza por un lado y del poder de la energía por otro terminan confluyendo en ese complejo denominado La Torre en el que todo puede volver a la normalidad… o casi.

Un reinicio violento

El gran acierto de la serie consiste en mostrar la naturaleza humana en su forma más básica, desprendida de convencionalismos sociales y de límites morales. Reflejado en bandos del bien y del mal, a lo largo de estos primeros capítulos se aborda en no pocas ocasiones la responsabilidad de activar de nuevo la energía en un mundo acostumbrado ya a vivir de forma casi medieval y a luchar con espadas y a caballo, introduciendo en algunos momentos las armas de fuego (al fin y al cabo, la munición escasea). Aunque planteado de forma oficial casi exclusivamente al final de la temporada, el dilema de entregar una forma de poder tan grande a una sociedad acostumbrada a la violencia y motivada por la conquista de sus semejantes se aborda de forma implícita en muchas ocasiones.

De hecho, tal vez el momento más claro de dicho dilema tenga lugar cuando un helicóptero se alza contra el grupo rebelde protagonista después de que un pequeño colgante que activa la electricidad en un pequeño radio de acción sea colocado en un amplificador. Ese simple hecho marca un antes y un después en una temporada que hasta ese momento se había movido en un perfil relativamente bajo, y que a partir de entonces aumenta sus expectativas hasta un final que modifica sin remedio una futura segunda temporada que, esperemos, mejore las audiencias de cara a un correcto desarrollo dramático. Un reinicio violento de la sociedad del futuro en la que los hombres se han acostumbrado a sobrevivir en un entorno hostil donde solo los fuertes son capaces de dominar. Y nada aporta más fuerza que el control de la tecnología sobre los rivales.

Pero más allá de todo esto, la serie es una producción sobre la venganza de una joven hacia los hombres que mataron a su padre y, posteriormente, a su hermano. Y aunque la premisa es tan sencilla como eso, las relaciones emocionales entre los personajes presentan un tablero de juego mucho más complejo que ni siquiera al final de la primera temporada ha terminado de revelarse por completo. Con unos actores relativamente correctos para el tipo de producción que es (entre los que habría que destacar a un Billy Burke -Saga Crepúsuculo- que parece estar de vuelta de todo), los constantes flashbacks que nos trasladan a épocas anteriores e inmediatamente posteriores a lo que se conoce como El Apagón permiten al espectador hacerse una idea de quién es quién en la historia, y del porqué de numerosas decisiones que se toman.

Al comienzo de este texto hacía referencia a Terra Nova. Al igual que aquella, Revolution se merece una suerte mejor que la que está teniendo. Es cierto que su desarrollo narrativo ha sido algo intermitente en esta primera temporada y que se ha entregado al exceso en la recta final de estos 20 episodios, pero eso no impide que tenga una propuesta más interesante que muchas producciones cuya temática provocan un déjà vu en el espectador. Sus responsables tienen la oportunidad de enmendar los errores a lo largo de los próximos 22 episodios.

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: