‘Oldboy’, la violenta búsqueda de venganza de Park Chan-wook


Choi Min-sik es el desesperado protagonista de 'Old Boy', de Park Chan-wook.El reciente estreno de Stoker ha permitido que una amplia mayoría de espectadores españoles hayan descubierto a uno de los mejores directores asiáticos de la actualidad. La obra de Park Chan-wook, si bien reconocida por críticos y aficionados en los círculos más cinéfilos, no había tenido la distribución que merece en España, tal vez por aquello de que sus obras tienden a la transgresión visual y narrativa. Una de las pocas que lograron una mayor distribución fue Oldboy (2003), de la que, por cierto, Spike Lee (Red Hook Summer) está terminando un remake. El original coreano, basado a su vez en un cómic, es una obra tan perturbadora como deliciosamente angustiosa en la que el espectador se sorprende casi en cada giro narrativo que contiene la historia, hasta llegar a un final tan sobrecogedor como inesperado.

Una historia que, incluso en su versión más resumida, llama poderosamente la atención. Durante la vuelta a casa desde el trabajo un hombre corriente es drogado y secuestrado. Cuando despierta se encuentra en una habitación en la que la única distracción es una televisión. Es gracias a ella que se entera de que la sociedad le culpa de la misteriosa muerte de su mujer unos días después. Durante los siguientes 15 años dedica sus días a buscar una explicación y a entrenarse. Un buen día es abandonado en pleno campo con dinero y un teléfono móvil. La primera llamada que recibe le comunica que tiene 5 días para encontrar al que le ha torturado todos estos años. El camino, por supuesto, no será sencillo, pero lo que encontrará será mucho más inquietante de lo que en ningún momento se imaginó.

Puede que lo más interesante de este Oldboy sea su fiel carácter al original en papel, sobre todo en algunos de los momentos visuales más impactantes. Esto no debe impedir, empero, que se reconozca la sabia mano de un director que, ante todo, busca narrar en imágenes, y con esto no debemos limitarnos al mero encuadre, sino al montaje y la planificación. Es gracias a esto que el guión, impecable por otro lado, engrandece sus fortalezas y disimula algunos de sus secundarios errores, convirtiéndose en una carrera por la supervivencia y el descubrimiento a través de un camino de dolor, violencia y terror.

Sin duda lo que más llama la atención desde el primer momento es la estética lúgubre y marcadamente retro del conjunto. Buena culpa de ello la tiene el director de fotografía Chung Chung-hoon, colaborador de Chan-wook en todas sus obras, pero también debe encontrarse buena parte de la motivación en las influencias literarias que desprende el conjunto, entre ellas la obsesión de H. P. Lovecraft con los tentáculos, como se desprende de ese escalofriante plano en el que el protagonista se muestra ante la cámara con los tentáculos de un pulpo saliendo de su boca.

Arte en imágenes

Pero incluso en este ambiente sórdido y decadente que muestra el director cabe encontrar algo de belleza, poesía incluso. A través de la pulcritud técnica que exuda cada uno de los planos el espectador no solo asiste a esta tragedia sin sentido aparente, sino que se involucra por completo en la injusticia de un hombre acosado por su propia mente desdibujada después de 15 años de cautiverio, así como en el odio de la venganza o en la angustia de un tiempo que se acaba. Sensaciones todas ellas, por cierto, que el protagonista, interpretado por Choi Min-sik (Encontré al diablo), reproduce en diferentes momentos del film.

No nos engañemos. La narrativa asiática (y oriental en general) tiende a la recreación visual de los instantes, a la reflexión personal en cada plano. Esto provoca, como es lógico, una cadencia rítmica mucho más pausada que la de la filmografía occidental. Con todo, Oldboy cuenta con algunas de las mejores secuencias de acción de los últimos años. Gracias a una capacidad para cambiar de ritmo en segundos, Chan-wook lleva la historia por terrenos tan dispares como una relación de afecto y amor entre el protagonista y una joven, y la lucha sin cuartel que debe librar el recientemente liberado personaje principal con los peligros que debe afrontar para alcanzar su destino. En este sentido, resulta inolvidable la forma en que el director resuelve una secuencia de lucha en un solo plano secuencia, todo un ejercicio cinematográfico que debería ser estudiado como ejemplo de buena planificación y preparación del rodaje de un plano.

Lo cierto es que esta historia de venganzas y búsquedas de redención mantiene muchos puntos en común, al menos en la temática, con el reciente film protagonizado por Mia Wasikoska (Albert Nobbs). En ambas, por ejemplo, está muy presente los pecados del pasado, la ausencia de conciencia en la venganza o la incertidumbre que rodea a los personajes prácticamente hasta el final de la historia. Por supuesto, una es un drama y otra un thriller plagado de momentos tan violentos como arrolladores, pero eso no debe ser un impedimento para encontrar las obsesiones del director.

Sea como fuere, Oldboy se ha convertido con los años en uno de los referentes de la obra de Park Chan-wook y en uno de los mejores títulos del moderno cine oriental. Sin duda el film ya poseía una base en forma de cómic sólida y llamativa, pero como suele decirse un buen guión puede empeorarse en el rodaje y en el posterior montaje, y al revés. La labor del director, afortunadamente, no hace sino acrecentar la sensación de desesperación y fatalidad que sobrevuela la historia desde el primer momento, y que se revela en todo su esplendor en su desenlace final, toda una muestra de la crueldad humana, que es capaz de esperar durante décadas para clamar venganza. Tal vez todavía necesite de más reconocimiento para ser considerada obra maestra, pero no cabe duda de que estamos ante uno de los films más completos y transgresores de los últimos tiempos.

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: