‘Anna Karenina’: el teatro de la alta sociedad


Jude Law y Keira Knightley en 'Anna Karenina', de Joe Wright.Siempre he considerado a Joe Wright (Orgullo y prejuicio) como un director formalmente serio, capaz de expresar todo tipo de emociones con un lenguaje poco dado a la espectacularidad y a los falsos movimientos de cámara creados digitalmente. Tal vez sea por eso que en un primer momento su particular adaptación de la obra de Tolstoi me dejó un poco descolocado. Pero superado ese primer momento de sorpresa y curiosidad, la obra se revela como una película donde cada detalle cuenta, cada mirada y cada silencio narran más que los diálogos o los bailes de salón.

Desde luego, adaptar la literatura del autor de Guerra y paz nunca es fácil. Si a eso le añadimos la decidida apuesta por el formato teatral que realiza Wright nos encontramos ante un film que generará tantos seguidores como detractores. Argumentos hay en ambas direcciones, pero posiblemente sean más los positivos que los negativos. Lo más llamativo del conjunto, y al mismo tiempo lo más transgresor, es ese estilo teatral en el que los personajes pasan de un decorado a otro simplemente con el cambio de las paredes y la aparición de los extras. Diferente, sí, pero no por eso menos narrativo. Gracias a este recurso, que por cierto enriquece el conjunto, el director incide en el hecho de que todo a lo que el espectador asiste no es más que teatro, una farsa en la que los sentimientos se dejan a un lado por la imagen que debe mostrarse en sociedad. Un teatro de la alta sociedad rusa que no deja espacio para el romance, el cual solo puede hallarse en el humilde mundo de la clase media y baja.

Sin embargo, esta fresca forma de rodar no impide que el metraje se exceda demasiado, principalmente por dos motivos. El primero es que extiende demasiado algunas tramas secundarias en ese afán de demostrar que lo verídico de la vida se halla alejado de ese mundo teatral de la clase alta. El segundo, y quizá más importante, es el regodeo que existe en el rechazo social que sufre la protagonista tras su decisión de abandonar a su marido por un joven conde, y que podría haberse resumido en algunas de las magníficas secuencias que contiene. A sus debilidades cabe sumar, por desgracia, la presencia de Aaron Taylor-Johnson (Nowhere boy). Y no es que el actor realice un mal trabajo. El problema es quién tiene enfrente.

Y es que las labores de Keira Knightley (Sólo una noche) y Jude Law (Gattaca) son excepcionales. La primera logra condensar en apenas unas pocas miradas la evolución de un personaje que pasa de ser sumiso y reacio al adulterio a desafiar el orden establecido aunque ello le cueste la cordura y la vida. El segundo fascina en su carácter estoico y su capacidad para no modificar en ningún momento su semblante a pesar de conocer las confesiones de la protagonista. Una pareja que compone una lucha interpretativa que eclipsa al resto de actores, incluyendo al tercero en discordia, un Taylor-Johnson que, aunque resolutivo en su papel, no logra mantener el nivel de sus compañeros.

Anna Karenina es una obra bella en sus formas y en su fondo. En el recuerdo quedan el magnífico vestuario y algunas de las transiciones y simbolismos más interesantes del cine moderno de los últimos años, como es el momento de la carrera de caballos o la forma de integrar a los protagonistas en una secuencia de baile. No es un film perfecto, ni mucho menos, pero sí resulta mucho más enriquecedor que otras obras de época narradas de modo neutral. Wright vuelve a demostrar, una vez más, que los dramas románticos de época son su fuerte.

Nota: 7/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: