‘Mamá’: un fantasma de lo más previsible


Nikolaj Coster-Waldau y Jessica Chastain sufren la ira de 'Mamá'.Hace unos años tuve la oportunidad de ver el cortometraje en el que se inspira la primera película de Andrés Muschietti. Y la verdad es que tampoco supuso la revelación de un cineasta innovador o diferente. Sí que es cierto que ofrece algunos conceptos interesantes, como es el hecho de realizarlo todo, persecución incluida, en un solo plano, trabajando muy bien tanto los movimientos de cámara como el movimiento dentro de la escena. Esto, en mayor o menor medida, es lo que se traslada al largometraje, cinta de terror fantasmagórico que, aunque con buena ambientación y sus logradas secuencias de suspense y miedo, al final termina siendo un poco “más de lo mismo”, llegando incluso a resultar algo autoparódica.

La verdad es que la mayor parte de la trama se aguanta gracias a sus cuatro actores principales, sobre todo a los dos adultos y a la más pequeña del reparto, quien a pesar de no pronunciar prácticamente ni una palabra es más expresiva que muchos de los actores secundarios del film. En este tipo de historias suele ser primordial convencer con la labor de los que sufren la ira del monstruo de turno, y para eso nada mejor que contar con dos actores en auge y que, cosas del destino, realizan normalmente productos mucho más serios que una cinta de terror al uso (porque, siendo sinceros, Mamá no es más que eso). Es gracias a Nikolaj Coster-Waldau, de moda gracias a Juego de Tronos, y Jessica Chastain, nominada al Oscar por La noche más oscura, que el desarrollo de la trama logra mantener el interés suficiente para llegar al final sin aburrirse soberanamente o, lo que es lo mismo, sabiendo todos los detalles sin necesidad de que se cuenten.

Y es que ese es el gran fallo de este largometraje amparado por Guillermo del Toro (El espinazo del diablo), quien empieza a repetirse demasiado en sus planteamientos y en las producciones que apoya o dirige. El film es demasiado previsible, no tanto en los personajes o en las escenas terroríficas (anunciadas a bombo y platillo por la música de Fernándo Velázquez), sino en el origen del mal. Quizá el principal error sea mostrar a la criatura de turno al comienzo del film, pero lo cierto es que cualquier espectador que haya visto unas cuantas de estas películas es capaz de saber a ciencia cierta cómo, cuando, dónde y por qué ocurre lo que ocurre.

Mamá no deja de ser un mero entretenimiento a disfrutar con palomitas. Desde luego, no descubre nada y bebe de demasiadas fuentes. Tal vez si se hubiera sacado algo más de jugo a los actores o si se hubiera optado por un mayor desarrollo de la trama estaríamos hablando de una interesante propuesta de terror. Sin ello, no es más que un título más que ayuda a engrosar el ya de por sí recargado género de terror y el aún más saturado subgénero de fantasmas en su vertiente más moderna.

Nota: 5/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: