‘Gangster Squad’: un cine negro postmoderno sin alma


La brigada de Los Ángeles deberá luchar contra Mickey Cohen en 'Gangster squad'.El cine ha cambiado, y mucho. Los directores han pasado de aprovechar las técnicas narrativas y las herramientas audiovisuales en su propio beneficio a condicionar la historia en favor de una espectacularidad muchas veces mal entendidas. Hay películas que se han beneficiado de eso, como es el caso de 300 (2006), pero otras como Gangster Squad sufren demasiado esa apuesta por un lenguaje violento y dinámico. Y lo más curioso es que la película, entretenida como la que más y con sus dosis equilibradas de acción, drama y humor, podría haber sido uno de esos films postmodernos interesantes si no fuera por la estructura de su guión y, sobre todo, por sus diálogos.

Lo cierto es que la película de Ruben Fleischer (30 minutos o menos) es un ejercicio más que correcto en sus formas. Con una clara influencia de directores como Zack Snyder, sobre todo con la ya mencionada 300, y los hermanos Wachowski (Matrix), el realizador se afana porque el apartado técnico sea exquisito. La ambientación, la fotografía o el vestuario nos recuerdan constantemente la violencia y la corrupción de Los Ángeles  finales de los años 40 del siglo XX. En este sentido, la labor de los actores llena la pantalla, y en el fondo es lo que termina por llevar el peso de la película.

Sobre todo un soberbio Sean Penn (Mystic River), violento y siniestro en la piel del famoso gangster Mickey Cohen, aunque también cabe destacar la labor de Josh Brolin (No es país para viejos) y de Ryan Gosling (Blue valentine) como dos policías que, cada uno en su estilo, tienen motivos para terminar con el reinado del criminal. Pero eso es todo. Mirando un poco más en el interior el espectador comprende que no existe alma, que el film carece de una base sólida sobre la que asentar todos esos elementos formales e interpretativos.

Tampoco es que sus responsables se preocupen en ocultarlo. Los acontecimientos a lo largo del metraje no solo se vuelven previsibles en esta guerra de guerrillas donde el odio y la venganza se vuelven habituales, sino que además se anuncia a bombo y platillo a través de unos diálogos que, en un intento por no resultar planos, terminan siendo transparentes. Así, la adaptación del libro de Paul Lieberman se convierte en un vano ejercicio de aportar consistencia a una historia que carece de ella, material con el que el director y los actores poco pueden hacer. Suficiente consiguen haciendo que la historia no resulte tediosa hasta el extremo.

Nota: 6/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

2 Responses to ‘Gangster Squad’: un cine negro postmoderno sin alma

  1. jordivalero says:

    Totalmente de acuerdo con tu entrada. Es una película que recuerda en demasía a sus antecesoras: LA Confidential, Mullholland, Los Intocables (sobre todo esta) y que resulta lógico como crónica de época pero de la que se espera que además aporte algo nuevo y no lo hace. Es correcta en su realización y ambientación y distrae pero hubiera podido ser algo más.
    Saludos!

    • Tienes toda la razón. Al final todo se reduce a la violencia y los tiroteos, pero se echa de menos algo más de profundidad en los personajes y en sus tramas personales, resueltas al final de un plumazo. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: