‘Prometheus’: desmontando el origen de las especies


Ridley Scott (Hannibal) nunca ha sido un director de reconocimiento inmediato. Incluso clásicos como Alien (1979) o Blade Runner (1982) fueron duramente criticados en el momento de su estreno. Se puede decir que el director es un corredor de fondo, un autor en cierto modo incomprendido cuyas obras tienden a perdurar y a mejorar con el tiempo. Desconozco si su nueva película seguirá esta tendencia, pero en el momento del estreno su nueva incursión en el mundo de Alien deja una sensación extraña, a medio camino entre la euforia de un trabajo visualmente espectacular y el sinsabor de una historia que parece no ir a ninguna parte.

Porque sí, lo nuevo de Scott impacta desde sus primeros planos aéreos, con unos paisajes indescriptibles y una extraña figura que se suicida de forma harto dolorosa para dar lugar a la vida. En este sentido, el film se mueve por terrenos conocidos para los fans de la saga alienígena, con túneles oscuros y repletos de amenazas, con una nave que parece más una ratonera que un vehículo, y con unas muertes a cada cual más desagradable. De hecho, en lo que se refiere al diseño de decorados, vestuario e incluso criaturas el director de Thelma & Louise (1991) camina por terreno firme, sin intentos absurdos de mostrar algo nunca visto a una audiencia que ya lo ha visto todo, lo cual es todo un acierto.

El principal problema es el guión, que corre a cargo de Jon Spaihts, cuyas referencias se reducen al guión de la pobre La hora más oscura, y Damon Lindelof, una de las mentes detrás de la serie Perdidos. Y al igual que la producción para la pequeña pantalla, la película se mueve entre la religión y la ciencia, entre el interés por conocer y el miedo a lo desconocido… y al igual que aquella, no cierra como debería una historia que podría haber dado mucho más de sí. Por desgracia, los diálogos se pierden en muchas ocasiones en diatribas religiosas sobre el origen de la Humanidad y sobre la imposibilidad de que religión y ciencia convivan en una misma mente. Al final queda la sensación de haber asistido a una amplia reflexión sin que se haya sacado nada en claro, y mucho menos la resolución de la trama principal.

Y es que el arco narrativo que se muestra en los primeros minutos del metraje evoluciona lentamente hacia otro mucho más terrorífico, algo que en sí mismo no es negativo salvo por el hecho de que los pasos de dicha evolución quedan un tanto confusos. En realidad, el film peca de pretencioso, de querer aportar al origen de Alien una pátina casi mística totalmente innecesaria (por cierto, que el origen de la criatura es acertadamente complicado y elaborado). Si eso no existiera, la película sería sublime, gracias entre otras cosas al magnífico reparto, con especial mención a Michael Fassbender, creciendo con cada papel que hace.

Nota: 7/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

One Response to ‘Prometheus’: desmontando el origen de las especies

  1. Pingback: Latino » Blog Archive » Las experiencias de directores que les situaron ‘Camino hacia la gloria’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: