Los cuentos de hadas se tornan en crímenes durante los capítulos de ‘Grimm’


Las cadenas de televisión suelen competir por la audiencia con productor similares. Normalmente son series de policías, abogados o médicos. Es inusual, sin embargo, que esa lucha se produzca en un campo como el de la ciencia ficción, no así en Hollywood, donde es más normal que haya dos producciones sobre un mismo tema. Este año los cuentos de hadas parecen estar de moda, y a las dos películas sobre Blancanieves se suman dos producciones centradas en los cuentos. Una de ellas, Érase una vez, supone una bocanada de aire fresco en su interpretación de las historias y en el desarrollo de su trama. De la otra, Grimm, creada por Stephen Carpenter (guionista de El jefe), David Greenwalt y Jim Kouf (ambos guionistas de series como Ángel o Eureka) hablamos a continuación.

A diferencia de la otra propuesta, Grimm narra las peripecias de un detective de homicidios (David Giuntoli) que un buen día comprende que es capaz de ver al monstruo que algunas personas ocultan al mundo. Según descubre gracias a su enferma tía, desciende de un largo linaje, el de los Grimm, cazadores de monstruos que reflejaron en sus cuentos las tipologías, costumbres y formas de matar de dichas criaturas.

Planteada como una serie de tramas episódicas, cada capítulo permite presentar a una criatura diferente gracias a un caso a resolver. Lobos, osos, ratas, … todos los animales protagonistas de los cuentos de los famosos hermanos tienen su versión monstruosa en esta serie de laNBC. Con más o menos acierto, el protagonista no sólo debe enfrentarse a los casos sin resolver de turno, sino a la fama que le precede, pues su estirpe es conocida por aniquilar a las criaturas, algo que ellas saben, temen y evitan.

Con un estilo sobrio y más bien frío, la serie se mueve entre el thriller policíaco y la fantasía, rozando la comedia en algunas ocasiones, sobre todo gracias al personaje de Silas Weir Mitchell, un lobo feroz que le ayuda en los casos y que supone uno de los mejores elementos de la serie, posiblemente por no tomarse demasiado en serie su personaje. Con una reinterpretación de cada uno de los cuentos, la producción introduce un elemento novedoso y atractivo para los seguidores del fantástico, que encontrarán la mezcla ideal con el género policíaco. No así los seguidores de este tipo de series, más dados a la verosimilitud que a personas cuyo rostro cambia cuando pierden el control.

Más allá de los capítulos

Si bien las tramas individuales no presentan mayor atractivo que el de comprobar el grado de ingenio para modificar a los personajes de los cuentos, existe una trama superior a todas ellas centrada en esa lucha entre la estirpe de los Grimm y el resto de criaturas. Lástima que la serie la deje en un segundo plano y sólo preste atención en contadas ocasiones gracias a personajes como el del capitán de policía interpretado por Sasha Roiz (Caprica) o ataques esporádicos.

Resulta curioso comprobar, además, cómo a pesar de la guerra centenaria que se mantiene en este mundo de fantasía no existe una organización por parte de los protagonistas, aunque sí de los villanos. La base de operaciones del personaje de Giuntoli consiste en una destartalada caravana donde un libro con dibujos le cuenta por encima las características de cada criatura. Un elemento sin duda original que evita mostrar una organización hecha y derecha, algo que sí se intuye en el bando contrario y que, poco a poco, se desvela cuando se decide desarrollar esta línea argumental.

Por otro lado, se evita un elemento que, de tan utilizado, termina por ser aburrido y previsible si no se trata con inteligencia. Nos referimos a la archiconocida “tensión sexual no resuelta” que suele existir entre el chico y la chica protagonistas. Como decimos, inexistente en esta serie, pues es un hombre quien siempre acompaña al protagonista, quien además vive con su novia, situación que se verá irremediablemente alterada a medida que el nuevo mundo fantástico se haga más presente en la vida del héroe.

Grimm no supone, para el panorama televisivo, una aportación que se convierta en referente. Érase una vez puede que tampoco lo sea, pero ésta apuesta por introducirse de lleno en una historia original y diferente. La propuesta policíaca camina por derroteros más conocidos, introduciendo el toque fantástico pero sin plantear de forma contundente su apuesta por dicho elemento.

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: