‘Chronicle’: el eterno dilema entre poderes y responsabilidad


Todo el mundo se ha planteado alguna vez qué haría si tuviera algún tipo de cualidad sobrehumana. ¿La utilizaría en su favor o ayudaría a los demás? ¿La mantendría en secreto o se convertiría en algo así como un superhéroe? Estas, y muchas otras, son las cuestiones que plantea Chronicle, la historia de tres jóvenes que, tras entrar en contacto con un extraño objeto, empiezan a desarrollar un poder telequinético que se fortalece con el uso. La propuesta, rodada con esa moda de cámara casera que tan buenos frutos está dando en otros géneros (el terror es el que más la explota), es la primera película como director de Josh Trank, y viene protagonizada por auténticos desconocidos en nuestro país.

Como se deduce de lo dicho más arriba, la historia no es ni mucho menos novedosa. Ni siquiera el formato supone ya algo fresco tras incursiones como Paranormal activityREC. El éxito de la película cabe encontrarlo, más bien, en la evolución de sus personajes, aun sabiendo cuál va a ser el final de cada uno de ellos mucho antes de que se enciendan las luces. De hecho, poco importa ese lógico final, pues lo realmente atractivo es comprender de dónde surge la fuerza y cómo un “don” como el que los protagonistas obtienen puede llegar a controlar las decisiones o, al menos, modificar la conducta. O dicho de otro modo, cómo una voluntad débil puede caer bajo el dominio y la seguridad que ofrece el creerse invencible.

Dane DeHaan, actor al que en España hemos podido ver en series como En terapiaTrue Blood, es la verdadera alma del proyecto. En unos 90 minutos su personaje sufre todo tipo de cambios, físicos, mentales y emocionales, y no sólo logra hacer creíble ese proceso, sino que la complicidad con el espectador y la compresión de su ira se vuelven casi lógicas y naturales. A todo esto se unen un cartel de actores más que correctos en esas actuaciones que empiezan a ser comunes en la pantalla grande (gente corriente grabada por una cámara casera) y unos efectos realmente espectaculares para el bajo presupuesto que tiene.

Precisamente es esa previsibilidad y la sensación de conocer la historia lo que termina por quitar interés al conjunto, en el que se puede llegar a predecir lo que va a ocurrir al comienzo de cada secuencia. Un guión plagado de situaciones que dejan un déjà vu de infinidad de títulos anteriores pero que, a pesar de todo, contiene situaciones realmente impactantes, muchas gracias a la cámara en mano y, por tanto, a la falta de un metraje demasiado troceado. La película hará las delicias de los más fanáticos de la ciencia ficción, sobre todo con la poca información que ofrece del artefacto que otorga poderes, que bien podría ser el eje argumental de una segunda parte si la historia mantiene el éxito que parece estar teniendo.

nota: 6/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: