‘El Antiguo Egipto en el cine’: mitos y realidades de una cultura milenaria


El mundo de los faraones y el séptimo arte han estado unidos casi tanto tiempo como antiguo es la cinematografía. La fascinación por una cultura basada en la adoración del rey-dios y que subsistía gracias a las crecidas del Nilo, unido a la adoración por la vida más allá de la muerte y la riqueza de unos monarcas obsesionados con perdurar en el tiempo, ha dado como resultado cientos de relatos audiovisuales de diversa índole, desde el terror hasta la aventura y el romance.

Todos ellos se recogen en el libro El Antiguo Egipto en el cine, escrito a seis manos por Jorge Alonso, Enrique A. Mastache y Juan J. Alonso. Publicado por T&B Editores, a lo largo de sus más de 300 páginas se analizan títulos tan conocidos e inolvidables como Tierra de faraones, las diversas versiones de La Momia (incluyendo la más moderna de Stephen Sommers que nada tiene que ver con el relato de terror), Los Diez Mandamientos o Faraón. Todo con un tono a veces irónico, a veces didáctico, que se sumerge en detalles de producción, declaraciones y, por supuesto, el mundo y la mitología egipcia.

De recomendable lectura para todos aquellos egiptólogos aficionados, el texto también permite hacer un viaje por la cultura cinematográfica, pues muchos de los actores y directores implicados en las películas analizadas forman parte de la historia de Hollywood y del cine universal. Sin embargo, la imagen de Egipto que ha dado el cine norteamericano no siempre ha sido correcta, y en muchos casos ha dado pie a leyendas y conceptos equivocados de esta cultura.

Ramsés, Moisés y los esclavos

Posiblemente uno de los fallos más importantes se halle en Los Diez Mandamientos, aunque no es al cine al que habría que atribuírselo, sino a la Biblia. En la película protagonizada por Charlton Heston y Yul Brynner (éste en la portada del libro del que hablamos) Moisés debe enfrentarse al poder de Ramsés II y liberar a su pueblo, esclavo a las órdenes del tirano, para llevarlo a la tierra prometida. Bueno, según los estudios ni los personajes se conocieron y, desde luego, no hubo esclavos.

A pesar de la maravillosa recreación de Egipto que hace Cecil B. DeMille, utilizando el colorido, el vestuario y los adornos de esa época, Moisés, de haber vivido, no fue en la época de Ramsés II. Y en el tema de los esclavos… en fin, basta con ir al país del Nilo y comprobar que cerca del Valle de los Reyes está la conocida como Ciudad de los Trabajadores, donde los hombres que trabajaban en las tumbas vivían con sus familias. De hecho, Egipto sufrió una huelga, y la indemnización por accidente era relativamente alta. ¿Entonces no había esclavos? Sí, pero en las minas. Conseguidos tras un conflicto bélico o condenados por algún delito, su labor era obtener las piedras preciosas y esa “carne de los dioses” llamada oro.

Tierra de faraones es otra de las grandes superproducciones clásicas que tiene aciertos y fallos, algunos bastante interesantes. La película, por ejemplo, no presenta a los trabajadores de la pirámide de Keops como esclavos, y tampoco hay inscritos jeroglíficos en las paredes de la tumba real. También se presentan túneles que no llevan a ningún sitio dentro de la pirámide. Pero lo que de ninguna manera ocurrió fue ese enterramiento en vida de sacerdotes y la propia reina junto al cuerpo del faraón a través de un sistema de poleas. Las tumbas de nobles y princesas se encuentran en pirámides menores junto a la Gran Pirámide, formando un complejo funerario típico en Egipto pero que en la película de Howard Hawks tampoco se menciona.

Incongruencias históricas

El otro gran elemento ficticio de las películas sobre Egipto es el de los nombres de los personajes. Si bien en gran parte de las películas clásicas muchos personajes cambiaban de nombre, el caso más flagrante es el de las versiones modernas de Stephen Sommers, incluyendo el spin-off titulado El rey Escorpión.

La momia protagonizada por Brendan Fraser y Rachel Weisz en 1999 fue un producto muy, muy entretenido, que recuperaba el sabor del cine de aventuras clásico y volvió a poner en el punto de mira al Antiguo Egipto. Sin embargo, los personajes no cuadraban. El villano de la historia, Imhotep, fue Sumo Sacerdote, pero ha pasado a la historia por ser el constructor de la pirámide escalonada de Zoser, aproximadamente unos 1.400 años antes de la fecha que menciona The Mummy. Fue tal su influencia que se le convirtió en deidad, siendo adorado por generaciones posteriores.

Dicho esto, el faraón que aparece en la película de Sommers, Seti I (padre de Ramsés II) y su amante, Anck-su-Namun, se llevan una diferencia de unos 100 años… ella sobre él. Y es que el personaje interpretado por Patricia Velasquez fue hija del faraón hereje Akenatón, medio hermana del malogrado faraón niño Tutankamón y esposo de éste. Los egipcios creían en la vida eterna, pero que un arquitecto de 1.400 años se enamore de la amante del faraón, ella 100 años mayor que él… resulta increíble hasta para el pueblo del Nilo.

La cosa se complica en El regreso de la momia, donde entra en juego Nefertari, supuesta hija de Seti I, y el Rey Escorpión, y ninguno va demasiado desencaminado. La primera no fue hija del faraón, sino esposa de su hijo, Ramsés II. Al segundo sí se le considera el primer faraón de Egipto, aunque no recibe ese nombre por haberse comido un escorpión. El motivo de ese apelativo no es otro que el símbolo que aparece en una estela encontrada donde se menciona a un faraón: el escorpión. Por supuesto, el ejército de Anubis tampoco existió.

Como decíamos al principio, Egipto siempre ha fascinado al mundo occidental. Tal vez sea porque su cultura se encuentra en la base de muchos mitos del cristianismo; tal vez porque encontramos increíble que una civilización emergiera de un paraje desértico en el que la única cicatriz la crea el Nilo. Sea como sea, el cine siempre abordará el tema. Los fallos y los aciertos en las tramas habrá que dejarlos para los más entendidos y libros como El Antiguo Egipto en el cine.

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: