‘Los descendientes’: El paraíso puede esperar


Puede sonar extraño, pero dentro de la categoría de director de cine existe un grupo que se podría denominar como ‘directores de actores’. Son aquellos que siempre logran sacar lo mejor de sus protagonistas, y que normalmente ven reconocido dicho trabajo con sendas nominaciones en los principales premios de medio mundo. Alexander Payne pertenece a este grupo. Sus películas siempre han reportado premios y nominaciones. A propósito de Schmidt dejó nominación para Jack Nicholson y Kathy Bates, mientras que en Entre copas fueron Thomas Haden Church y Virginia Madsen.

Los descendientes no es un caso distinto. Y posiblemente en esta ocasión George Clooney obtenga ese Oscar que le confirme de una vez por todas como uno de los grandes. Sin embargo, y a diferencia de otros films, Payne no logra conectar con el espectador. A pesar de lo trágico de la historia, de la maravillosa definición de personajes y de las interpretaciones de los actores, el conjunto termina por resultar poco convincente debido a la falta de desarrollo en las relaciones paterno-filiales que se plantean en su primer acto.

El golpe de efecto que sufre la historia del personaje de Clooney al descubrir la traición de su mujer cuando ésta no puede defenderse termina por eclipsar otra historia, la de un padre demasiado entregado a su trabajo que, de repente, debe encargarse de dos hijas a las que casi no conoce, y que podría haber dado mucho más de sí, sobre todo si se conjuga con la búsqueda del tercer vértice del triángulo amoroso. El paradisíaco entorno no ayuda, además, a generar una sensación de soledad, angustia o tragedia, lo que provoca un distanciamiento emocional.

Con todo, el conjunto termina por ser atractivo. ¿Cómo? Gracias a un actor que pone sobre sus hombros el peso de la historia y logra no sólo transmitir todos los matices de los sentimientos de su personaje, sino engrandecer las secuencias más complejas, como su descubrimiento de la verdadera naturaleza de su matrimonio, su reacción a las acusaciones de los padres de su esposa o su propia despedida. Desde luego, George Clooney no tendrá una oportunidad mejor que ésta para obtener la más preciada de las estatuillas.

Nota: 6/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: